Seguidores

lunes, 17 de diciembre de 2018

Castigat ridendo mores

0 comentarios
Imágenes inconexas, ayer recordaba mejor lo que soñé, hoy solo pongo flashes de deseos, fantasías, y ni siquiera distingo si son parte del sueño aquel, o del  imaginario del día, es igual, son recurrentes, la única diferencia es que cuando sueño, parece que estoy allí, y se siente más real, que en la simple imaginación.
Es mio, y está desesperadamente hambriento, con su cabeza entre mis tetas, dedicándose a lamer, morder y chupar mis pezones, frotándose contra mi, dejándome sentir contra la piel lo duro que se pone al devorarme, le faltan manos para agarrarme, y que me babea en besos sucios, y lascivos, que se maravilla al meter su mano entre mis piernas, y llevarse los dedos a su boca seguidamente, saboreándome como si fuese deliciosa.
Me besa, haciéndome notar mi propia excitación, una que sólo alcanzo con el, que abruma de placer, que solo puede manejar el, porque solo me dejo llevar arrastrada por su deseo.
Tira de mi, agarrando fuerte por mi pelo, y pellizcando mis pezones, mientras me promete juegos, me arrastra hacía la cama, y me empuja sobre ella, me dice que olvidé aquel arnés que tanto le gusta, pero le recuerdo que con cuerdas quedaría mejor aún, sonríe, se que va a vengarse por el olvido, y me matará a placer.
Cuerdas de seda, suaves, las envuelve sobre mi cuerpo, cada pecho queda encerrado entre trenzados, apretados, pero lo suficientemente sueltos como para votar, sé que adora como se mueven, y que querrá verlos balancearse y votar ante una cabalgada, o sus embistes, pasa un par de tramos por la cuerda que sujeta a mi cuello, esto no lo esperaba, pero mantiene mis manos atadas a la espalda, si tiro de la cuerda, sólo consigo que mis pechos asciendan.
Sentada sobre mis rodillas, me mantiene esperando, disfruta demasiado de tenerme a su merced.

Noto la humedad creciente entre mis piernas, la necesidad palpitante, escalofríos de impaciencia, y su mirada ansiosa y cruel sobre mi, con una erección que marca todas las venas de su polla, y me hace salivar, me muevo un poco, casi quiero taparme, pero solo consigo llamar su atención hacía mi pecho al retorcerme y hacer que las cuerdas marquen mi piel y levanten mis pezones, sonríe, lo esperaba, se acerca y pellizca fuerte sobre ellos, me hace gemir suplicante, acaricia mi cara ligeramente con su polla, y se aleja de nuevo.

Está detrás de mi, cuando lo noto, pegado a mi espalda, ha puesto algo a mi lado, pero no veo que es, lo siento frío contra mi pierna, esta de nuevo con sus manos en mi pecho, como si fuese superior a sus fuerzas, y no pudiese parar, aprieta, marca sus dedos, pellizca, muerde mis hombros, y disfruta poniendo su polla en mis dedos, casi en desesperación intento agarrarla entre mis manos atadas, no puedo, solo vuelvo a conseguir poner mis tetas en movimiento para su deleite, se ríe, coge lo que dejó a mi lado, y lo frota entre mis piernas, un dildo, lo noto frío, pero lo necesito, lo sube por mi cuerpo, y lo pone en mi boca, me obliga a lamerlo, a tragármelo, babeo, y le miro, suplico con la mirada que haga algo para calmar el fuego que empieza a quemarme, vuelve esa sonrisa a su cara, y coloca el juguete entre mis piernas, lo mete de una vez, sabe como me gusta, sabe como disfruto de esa punzada de dolor que precede a la ola de placer, y me tiene gimiendo para el en segundos, lo coloca de tal manera que tenga que ser yo la que se mueva, quiere que me lo folle, y mirarme, esta cerca de mi, con su mano acariciándose, no puedo, ni quiero controlarlo, empiezo a moverme, cabalgo sobre el dildo, mis tetas rebotan, marcándose en las cuerdas, el brillo de sus ojos cada vez es mas cruel, no duro demasiado antes de reírme, se que adora esta risa, pero solo me permito unos segundos, antes de volver a moverme, ha dado un paso hacía mi, pero se para, me mira como busco una segunda liberación, mientras ahora si se esta tocando fuertemente, sabe que deseo ser yo quien lo libere a el, estoy demasiado excitada, noto como mis músculos aprietan el dildo, y como me corro de nuevo empapando mis piernas, la risa me llena de nuevo, y esta vez, me río más fuerte, al darme cuenta no ha tardado en sucumbir y en agarrar mi cabeza para poner su polla en mi boca, no termino de reírme cuando tengo toda su polla en mi boca, llevándomela, me da unos segundos, pero empieza a follármela casi desesperado, el movimiento hace que el dildo se clave en mi, y quiera volver a correrme con el, saliva que resbala por mi cara, que marca sus huevos, succiono fuerte y sigo el ritmo que me marca, bestia, bruto, hasta que noto como se derrama en mi boca, presiona mi cabeza contra el, hasta su ultimo espasmo, me deja retirarme, y me empuja de nuevo contra el dildo, mete su mano entre mis piernas, me ayuda con sus dedos, y vuelvo a reír con fuerza, su leche con mi saliva se escurre de mi boca a mis tetas marcadas, y el me mira, como queriendo recordar esa imagen...


domingo, 9 de diciembre de 2018

Carmina coelo possunt deducere lunam

0 comentarios
Ni si quiera puedes llegar a imaginar lo que despiertas en mi cuando me hablas, cuando muestras q te acuerdas de mi, y cuando aún más, reconoces que no te tocas con nadie más, aunque sea difícil de crees, y me cuentas todo lo que me deseas... No te haces idea de la bestia que despiertas, y que, joder, se creo a partir de ti, y mi deseo salvaje, irracional, y creciente por ti...
Sueño contigo a menudo, la mayoría de ellas, si no todas, me levanto empapada, las que no...me despierto con un ansía de follarte que sólo puedo calmar tocándome hasta correrme, aunque para mi, funciona mejor cuando lo hago hablando contigo.
Te soñé viniendo a buscarme, no recuerdo donde, pero si que quise meterte al primer cuarto que me permitiese besarte entero, manosearte y quitarte ropa, para demostrarte que lo que yo te decía cuando te escribo, es cierto, que me puede el ansía, que me puede desearte, y que nunca he querido controlarlo, esta vez no me frenabas y te dejabas arrastrar conmigo, cedías al deseo, y devolvías mis besos, buscabas mi lengua y te faltaban brazos para atraerme y apretarme.
Lo prometido no se olvida, y mi mano estaba dentro de tu pantalón, agarrando tu polla fuertemente, comprobando que tampoco mentías cuando decías que te ponías duro solo al pensarme.

-Amore, quiero tenerte dentro de mi, no voy a esperar, y no vas a decirme que no.

Te llevo conmigo al suelo, mi ropa hace rato que se fue con la tuya, y me siento sobre ti, pongo mis tetas en tu cara, mientras tengo la punta de tu polla en mi coño, me empalo en ti de una vez, me estiras, tira, siento un punto de dolor que se calma, al sentirte palpitar dentro de mi, y tus manos pellizcando mis pezones, comienzo a moverme, lentamente, aunque no aguanto demasiado, tiro de ti para seguir besándote, mientras me muevo frenéticamente, buscando correrme sobre ti, muerdo tus labios, y tus manos se clavan en mis tetas, sientes el mismo ansia que yo, y te noto encontrándome en rápidas y fuertes embestidas, ninguno duramos demasiado, y a mi risa de orgasmo, me sigues corriéndote fuertemente.

Me quedo sentada , tu polla aun dentro de mi, y tu ensimismado amasando mis tetas, con media sonrisa.

Me levanto, o lo intento, pero tiras de mi hacía ti, besándome muy bruto, agarrándome del pelo, y girándome para ponerte sobre mi, presionándome, me enciendes de nuevo en un segundo, bajas tu mano entre mis piernas, y pellizcas mi clítoris fuertemente haciéndome gritar, y sintiendo como se humedece aun mas entre mis piernas, y palpita de anticipación, ahora eres tu quien se sienta sobre mi,tu polla a la altura de mis tetas, se que vas a arroparla entre ellas, pero tu mano hacia atrás, no deja de masajear mi clítoris, haciendo temblar mis piernas.

- Cómeme, amore, quiero tu boca... 

No quiero, pero el tono de mi voz me traiciona y deja que veas mi suplica, sólo te hace jugar más cruel, llevas tu mano a tu boca, y lames tus dedos, para después besarme, pruebo mi sabor, y pruebo el tuyo también, tu saliva y el gusto de tu primer orgasmo.
Tu polla empieza respondiendo de nuevo, dura entre mis pechos, aprietas ambos y te mueves entre ellos, escupes, , te acerca a mi boca, porque sabes que no resistiré la tentación de lamer la punta, pero te retiras rápidamente, para hacer un par de movimientos apretándola fuertemente y dejando tus dedos marcados en mi piel, como si quisieses marcar mis tetas como tu propiedad.
Bajas restregando tu polla por mi cuerpo, deteniéndote 10 segundos en mis coño, empapándola bien, y haciendo que ría, en una pequeña liberación.
Cumples mi suplica, tu lengua recorre mi coño de arriba abajo, succionas mi clítoris mientras juegas con tus dedos dentro de mi, intercambias tu lengua con tus dedos, en ningún momento dejas desatendido nada, y me tienes retorciéndome en orgasmos, y buscando tu polla con mis pies, desesperadamente, queriendo sentirte y hacerte correr como tu a mi, de pronto siento tus dedos en mi culo, estas jugando sucio, y sabes que así, me abandonaré al orgasmo, explotando en tu boca sin remedio, sigues, has conseguido que grite, y me ría fuertemente, pero no paras, sigues devorándome y tragando mi orgasmo, puedo recomponerme, sin darme cuenta en apretado tu polla entre mis pies fuertemente al correrme, y sé que estas cerca de correrte para mi.
Agarro tu pelo mientras me vuelves loca, y no paro acariciarte y apretarte con mis pies, hasta que gimes contra mi coño, muerdes mis labios, y me acompañas en mi ultima risa orgásmica, manchando mis pies con tu corrida.

 

lunes, 18 de junio de 2018

Possunt quia posse videntur

0 comentarios
En silencio, respiras tranquilo, y noto tu mirada obre mi, me hierve la sangre de deseo, estas acariciándome despacio la cadera, me balanceo suave, y te acaricio los hombros, recorro tus brazos con mis manos, pasas el dorso de tus dedos por mis pezones, casi un desliz, pero mi cuerpo responde casi al instante, erizas mil piel con las caricias suaves y errantes, casi en trance, comienzo a moverme sobre ti, ahora eres tu quien ríe, sabes lo que quiero, me aprietas contra ti y agarras mi cuello para atraerme más cerca, y arrastrarme a un beso ávido, quemándonos en nuestras bocas, y consumiéndonos de placer y ansia.
Con tu libre estas recorriendo desde mis hombros, apretando mis pechos, pellizcando y retorciendo mis pezones, y haciéndome gemir contra tus labios,  sigues bajando, tu mano entre mis piernas, ya esta empapada de nuevo, presionas con el dedo sobre mi clítoris, tiemblo, y me incorporo sobre ti, agarrando tu muñeca fuerte, presionas más fuerte, a la vez que que dibujas sobre mi clítoris, utilizas mi agarre como guía, y consigues que este retorciéndome y riéndome, apoyo mis manos en tus piernas, para sentirte mejor, y pido más, estoy follándome tu mano prácticamente, más fuerte cada vez, hasta encontrarme en un grito ahogado de risa orgasmica...así si he conseguido despertar de nuevo tu deseo, y siento tu polla dura contras mi cuerpo, me inclino de nuevo sobre ti para besarte.

Me levanto para mirarte, te encanta verme con los muslos brillando por excitación, me vuelvo sobre ti, sentándome a horcajadas de nuevo, y dándote la espalda, tus manos no tardan en agarrar mi culo, y azotarme, y apretando, no te doy demasiado tiempo, empujo tu polla dentro de mi, cayendo sobre ti,de una vez hasta el fondo, no doy mucho margen para acostumbrarte, empiezo a follarte, rápido, desesperadamente, estoy sensible, y mi risa te llega en pocos movimientos, pero no me dejas parar y me empujas a seguir, te noto coger lubricante, tiemblo en anticipación, y siento como juegas con tus dedos en mi culo, metes un dedo, te escucho maldecir, y empujarte contra mi para clavarte profundamente si dejar de jugar con tus dedos en mi culo, te busco con el movimiento de cadera, pero en un momento me empujas, dejandome vacia sin ti, pero te incorporas sentado, agarrandome en un abrazo ppr la cintura, sentadome de nuevo sobre ti, y esta vez, tu polla encaja en mi culo, y tu mano juega entre mis piernas, acariciando mi clitoris, y penetrandome con tus dedos, utilizas este movimiento para instarme a seguirte, y mecerme sobre ti, cada vez mas fuerte, cada vez mas rapido, me empujas contra ti, y siento los espamos, previos a correrte...(hazlo, lo quiero, hazlo ya).
Me agarras fuerte tu mano en mi coño me aprieta contra ti, y tu otra mano me abraza, agarrando mi pecho y haciendome pegarme a ti, mientras sigo riendo y sintiendo tu corrida, y tu mordisco de placer en mi hombro.
Te dejas caer de nuevo tumbado arratrandome contigo en tu abrazo.

-Amore, no voy a tener nunca suficiente... 


lunes, 11 de junio de 2018

Restitutio ad integrum

1 comentarios
...apoyo mis manos sobre tus hombros, para balancearme suavemente sobre ti, y rozar tu polla entre mis piernas, mojándote, endureciéndote y notando tu empuje y roce contra mi clítoris, entierro mi cara en tu cuello, entre risas muerdo y lamo tu piel, y clavo las uñas , cuando de golpe agarras mis caderas con tus manos, y te clavas profundamente en mi, un grito ahogado en mi garganta seguido de un gemido de placer, me obligas a montarte, despacio, me muevo sobre ti, sintiendo como casi sales de mi completamente, y volviendo a golpear fuerte en mi, giro la cadera en círculos para sentirte completamente, y reír de nuevo, temblando sobre ti, noto tu impaciencia para que me mueva más rápido sobre ti, tus manos aprietan mis tetas, y bajan por mi espalda para apretar mi culo, e incitarme  aun más, me llevas a un ritmo frenético, tus piernas se empapan de mi, y sientes tu polla apretada en mis orgasmos, me tiras bruscamente sobre el sofá, apunto de correrte, me desespero, casi ruego

- sigue tocándome...
- voy a correrme sobre ti, ¿correcto?
- si, donde quieras, pero tócame, por favor

Te ríes, y pones una mano sobre mi, frotándome e introduciendo dos dedos, te veo apretar tu polla fuerte, y venirte sobre mi, derramándote sobre mi tripa y salpicando mis manos y mis tetas al intentar incorporarme para agarrarte, lamo mis dedos mirándote y sonriendo de medio lado, tus dedos aun están dentro de mi, cojo tu mano, y paso tus dedos empapados recogiendo tu semen en ellos, y buscando tus dedos con mi lengua, relamiéndote, dejando tu mano limpia, busco tu boca y tiro de ti contra mi, besándote con hambre voraz, como si aun no hubiese tenido suficiente de ti, me encanta sentir tu cuerpo sobre mi,aprieto fuerte el abrazo y aprecio tus manos en mi cuello, apretando con una de ellas, y tirando de mi pelo con la otra, separando el beso en un momento, y haciéndome gemir de nuevo...

- ¿aun quieres más?
- siempre
- tendrás que dejarme recomponerme (ríes), eres insaciable
- quizá, pero no se ve que tengas muchas objeciones con ello
-(pones tu mano sobre mi cuello, casi ahogándome, y besándome con fuerza, y me miras sonriendo), ninguna, amore, sólo déjame un tiempo, y puedes dejarme seco.
- por supuesto, ( río, y me muevo debajo de ti , para dejarte a ti  tumbado sobre tu espalda, y quedar a horcajadas sobre ti, alcanzo de la mesa las toallitas para limpiarme, y limpiarte a ti, aprovechando para deleitarme mirándote), ahora aprovechare para dejarte descansar un poquito, recorrer tu cuerpo con mis manos, quizá despiertes de nuevo.
- también puedes utilizar cualquier parte de tu cuerpo y tu boca para sentirme, no me quejare...


miércoles, 6 de junio de 2018

Hora est iam nos de somno surgere

0 comentarios
Soñé contigo, y he de confesar que no es la primera vez, aunque si una de las más vividas, y  desperté empapada, y como tu no puedes recordarlos, te lo relato para que puedas cumplirlo.

Te había convencido para que me acompañases a la casa aislada, habíamos vuelto de dar una vuelta donde no había perdido ocasión de rozarte o poner mis manos sobre ti, cuando llegamos a casa te dije que te pusieses cómodo mientras me iba a dar una ducha.

Estaba en la ducha,y sentía la caída del agua y la esponja en la piel con intensidad y anticipación a las caricias que deseaba de tus manos, te oí entrar, escuche tu ropa caer, diciendo que estarías cómodo en la ducha también, me pareció perfecto, y deseable, así podría sentirte, iba a pedirte que me dejases enjabonarte pero antes de que terminase la frase, estabas poniendo tus manos sobre mi, enjabonando mis tetas,apretando, y tirando de mis pezones, me volteaste y seguiste resbalando tus manos por la cintura y agarrar apretadamente fuerte en la cadera, azotándome el culo, te note duro contra mi, ansiaba tocarte, acaricié levemente tu polla, conocedora de tu deseo de ponerla entre mis tetas, o en mi boca, se siente bien ponerte así, me haces parar, tu mano sobre las mías,me pone aún más cachonda.

- ¿No querías enjabonarme?
- si, pero...
- venga
- eres cruel..

Estás sentado frente a mi, y tus manos no dejan mis tetas mientras intento lavar o masajear tu cabeza.

-¿te desconcentro?
Solo me sale un gemido de respuesta, y te ríes de mí.

Sigo intentando enjabonarte, pero hundes tu cara entre mis pechos, lames y muerdes, y te vuelves casi loco con ellas, clavo las uñas en tus hombros y abro el grifo para intentar distraerte en sorpresa, pero eso solo hace que me separes un poco, y te quedes observando como la espuma desparece, me volteas, noto tus dientes en mi culo, y en un momento estas restregándote sobre mi, atrayéndome hacia ti, con tu polla acariciándome y deslizándose sobre mis nalgas, tus manos volviendo a mis tetas de nuevo...

- Ya estamos limpios - estás diciéndome al oído - sal y déjame verte, sabes como me gusta.

Con ese deseo siempre vas a conseguir lo que quieras de mi, salgo de la ducha dándote la espalda, chorreando agua, tengo una banqueta de frente, planto las manos, y te miro, niegas, señalas más abajo...me inclino, y tengo la cara casi contra la banqueta , llevo mis manos entre mis piernas, estoy mojada, y necesito tocarme, puedes esperar, y mirar cómo me tocó por unos momentos, gemidos suspirados y algunas risas escapan de mi boca, respondes a mi risa acercándote, tengo las manos empapadas de mi propio deseo y abro mi culo para ti, estas duro y pasando tu mano por tu polla arriba y abajo.

- escúpeme.
- ¿lo quieres?
- si, hazlo, dámelo

Siento tu polla arriba y abajo sin llegar a meterte en mi, golpeas contra mi piel, agarras fuerte con tus manos abriéndome más, y noto tu boca, muerdes, y escupes después...

-más, por favor...(casi lloriqueo por anticipación)

Escupes de nuevo, y juegas con la punta de tu polla metiéndola, y frotándote, me torturas...

- quédate así para mi...
- no quiero preámbulos, te quiero entero, ya

Te oigo moverte rápido, y en un momento estas azotándome a mano abierta, cumpliendo mis deseos y hundiéndote en mi de un solo golpe, embistiendo...me quedo sin aire y gimoteo un poco, aunque seguido estoy pidiéndote más, empujando contra ti, buscando el choque de tu cuerpo, fuerte,rápido, mi mano entre mis piernas, tocándome tan fuerte como me embistes, en poco estoy riendo entre orgasmos, temblando y suplicando por más, más fuerte, encadenando risas, tu mano sustituye la mía, me frotas fuerte hasta empaparte hasta la muñeca.

- quiero sentir tu corrida sobre mi

Apenas te da tiempo a retirarte, para derramar tu corrida en mi espalda, mi culo, dejando que resbale.

Aun tengo ganas de más, me incorporó, me doy la vuelta para buscar tu boca, me pierdo en tus besos que mantienen encendido el deseo, te empujo sobre la banqueta.

Vuelvo a la ducha, para limpiar tu corrida de mi cuerpo, rápido, estás sentado mirándome.

-voy a pensar que te gusta lo que ves.
-(estas acariciando tu polla que comienza a despertar de nuevo) ¿Porque pensarías lo contrario?

Salgo de la ducha aún mojada, me envuelves con una toalla, y estas aprovechando de nuevo para manosearme mientras me secas, tiro de ti para llevarte al sofá, te empujo y me siento a horcajadas sobre ti, tus manos inmediatamente acogen mi cadera, y tus ojos ya han fijado objetivo en mis pezones donde no tardas en dirigir tu boca para mordisquearme, me revuelvo sobre ti, tu polla esta despertando, rozas y me haces temblar...

- ¿me dejas intentar conseguir más de ti?
- dame un momento, déjame seguir devorándote,y puedes conseguir lo que quieras de mi...







domingo, 2 de julio de 2017

Quod numquam reddas, commode, ipsa roga

2 comentarios
Fantaseaba con aquel festival de manoseos y abrazos, con lo que podría haber sido si...
Si después de no poder separarme de ti, de no poder dejar de vagar las manos sobre las tuyas, y robarte las caricias y abrazos a demanda, hubieses seguido en el coche acompañándome a casa, nos despedimos de los demás, y en cuanto perdí de vista el coche, casi salte a tu cuello, para besarte con todas las ganas acumuladas durante toda la noche (y los años), atrayéndote con la mano en tu cuello, tirándote fuerte hacía mi, y buscando tu boca con la mía, invadiéndote con mi lengua, y sintiendo que tu respuesta es tan voraz como mi deseo, cuando consigo aplacar un mínimo mi hambre, me separo para sonreírte, seguro que el brillo en mis ojos y mis pupilas reflejan el deseo que me arde...

- ¿por qué sonríes tanto?
- tenía demasiadas ganas de esto, es un deseo cumplido...y quiero más
- puedes tener todo lo que desees de mi...creo
- mmm...suave...

Entierro la cabeza en tu cuello, y mordisqueo, gruñendo bajo tu oreja, realmente adoro abrazarte y sentir que devuelves el abrazo, me cuesta separarme, pero las ganas de tenerte en casa, pueden conmigo...
Te llevo de la mano conmigo, siento que acaricias mi muñeca con el pulgar, no sé si te has dado cuenta de ello, pero sueles hacerlo distraidamente cada vez que te he agarrado, es electrizante la sensación que recorre mi cuerpo, en el ascensor, simplemente me pego a ti, dejando vagar mis manos por tu espalda, y sintiendo las tuyas recorrer desde mi nuca al final de la espalda, y en un momento como agarras mi culo y tiras contra ti, riendo me agarro a tus hombros, más risas, besos, abrazarte mas fuerte, tirar de ti, la puerta casi estorba, y una vez dentro de casa, tirar de tu camiseta, la mía, desnudarnos ansiosamente, las manos vagando por la piel...

- Acompáñame a la ducha, ayúdame con la espuma, por favor...
- mmm, suena bien, ¿vas a ayudarme tu a mi de igual forma?
- mejor aun, déjame mostrarte...

Entro a la ducha, el agua esta casi fría, hace calor, parece que disfrutas viendo como el agua caer y escurrir sobre mi, vienes hacía mi,entras conmigo, pegado a mi, me giro dándote la espalda, sintiéndote, sintiendo tu deseo sobre mi piel, alcanzo una esponja y vierto el jabón sobre el...

- Déjame hacer, déjame recorrerte, suavemente, déjame deslizarme piel con piel, déjame notar como te excitas...

Paso la esponja por tus brazos, tu pecho, tu espalda, bajando por tus piernas, pasando por tu cintura, agachándome, dejando un suave beso sobre tu polla, y subiendo de nuevo, deslizando mis pezones sobre ti dibujando las líneas que recorren, volviendo por tu pecho y bajando por tus hombros, enjabono cada una de tus manos, apoyándome sobre ti y dejando que me sientas, recorriendo cada dedo despacio, finalmente dejo la esponja en tu mano, para liberar las mías y vagar sobre tu cuerpo enjabonado, voy deslizándome sobre ti, hasta terminar arrodillada frente a ti, paso mis dedos por tu polla, acariciándole con la punta, arriba y abajo, suavemente, sigo las caricias, mientras con la otra mano acuno tus bolas, suavemente, aprovecho para abrir el agua, que hace que pegues un respingo al caer sobre ti, y me hace apretar la mano sobre tu polla, siseas por la sorpresa y me río, la espuma escurre por tu cuerpo, y sigo masajeando tu polla entre mis manos, mientras beso y lamo por tus piernas, acercándome cada vez más a tus pelotas, lamo chupo cada una de ellas con lentitud y mimo, y deslizó la lengua a lo largo del duro tronco de tu polla, pasándolas por mis mejillas, y rodeando la punta con mis labios finalmente, cierro el grifo del agua, para concentrarme en devorarte.

Agarra mi pelo y me haces mirar arriba, te miro a los ojos, con la punta de tu polla en mi boca, realizando la circunferencia con la lengua...

- Si sigues así, no voy a durar demasiado...
- es la idea amores, déjame enseñártelo...

Casi te oigo gruñir, no sueltas mi cabeza, pero me dejas marcar el ritmo que deseo, me centro en lamer y saborear la punta, me gusta sentir como te debates entre disfrutar y hundirte en mi boca fuertemente, noto la tensión en la mano sobre mi cabeza, finalmente cumplo con tu deseo, atrapándolo toda la longitud en mi boca, pero mantengo un ritmo lento, sintiendo cada vena y palpito en mis labios, jugando con la lengua, aumentando en ritmo en unos pocos vaivén, para volver al lento ritmo de saborearte, acariciando tus huevos, y sintiéndolo subir y apretarse en mis manos, aumentando el ritmo de comerte, y chocando en mi garganta, muy rápido, hasta que tu mano agarra mi pelo en una garra, y te derramas en mi boca con un gemido grave, trago y dejo que tú semen también escurra de mi boca, a mi pecho, tu mano sigue enredada en mi pelo, y me obligas a mirarte, sonrió de nuevo, me reclamo y me levanto contra ti, abriendo el grifo del agua de nuevo, y dejando que me limpie mientras a me lanzó a besarte...

-¿me ayudas ahora tú a mí con el jabón?
- ehm..si, claro, dame un momento...

Parece que te cuesta un poco centrarte, pero entonces, tengo tus manos por todo mi cuerpo, apretándome y acariciándome, comienzas a enjabonarme poniéndote detrás de mi, tus manos se demoran más de lo necesario sobre mis pechos, y apuesto que mi culo podría brillar cuando tus manos se retiran de mi piel, Pones especial mimo entre mis piernas, y tus dedos recorren los puntos sensibles que arrancan risas de mis labios, y me hacen montar sobre tus dedos...ahora eres tú quien se venga, abriendo el grifo sobre mi, con la ducha en tu mano, has puesto el agua a una temperatura más cálida, y estás deslizando el agua sobre mi, centrando el chorro de agua, y jugando de nuevo a hacerme reír.
Cuando me doy cuenta está de rodillas frente a mi, y tengo tu boca besando bajo mi ombligo, el agua a dejado de correr, y tu mano está subiendo por mi pierna, agarrándome fuertemente y poniéndola sobre tu hombro, con la otra mano me agarras firmemente por la cadera, tengo tus dedos clavados en el culo, tu siento tu aliento sobre mi, agarro tu pelo, no puedes hacerte idea de cuánto había deseado esto, y realmente el ansia empuja mis manos agarrándote y empujando te contra mi, tu lengua me recorre, mordisqueas, devoras, besas, te siento succionando me, y girando tu lengua en mi clítoris hasta hacerme estallar en risas, vuelves a jugar con tus dedos dentro de mi, haciendo que monte sobre la locura de movimientos, y siguiendo con tu boca sobre mi, hasta que mis piernas tiemblan y soy yo quien se derrama sobre ti, y gime entre risas en su orgasmo...

Estoy echa un flan, pero acierto a arrastrarte conmigo a la cama, estamos mojados, pero hace tanto calor, que no es importante, te tumbo boca arriba, y me siento sobre ti, beso tu cara y me saboreo a mi misma en tu piel, busco tu boca, para seguir besándote, y me tumbo sobre ti, sintiéndote respirar contra mi...

- estoy agotada, pero mañana pienso despertarte y seguir cumpliendo fantasías.

-mhmjmsm...yo también, tengo sueño, pero casi estoy deseando saber con qué vas a despertarme...ahora déjame abrazarte  un rato, mientras me duermo.

Entre risas soñolientas, me arrastras a tu lado, y me veo encerrada en un abrazo de oso, que extrañamente se siente cómodo...

Me duermo con la idea de como despertarte....


lunes, 22 de mayo de 2017

Sic sum, si placeo utere

0 comentarios
El abrazo al llegar, después de tanto tiempo, me hizo recordar por que siempre, casi desde que te conocí, me moría de ganas por tocarte, la sensación de ser bienvenida y deseada, me encendía de muchas maneras que no acostumbraba a sentir.
Quise pegarme a ti, sentirte aunque fuese con la ropa de por medio, meter mi cabeza en tu cuello y respirarte, notar tu pulso en mis labios, y por fin poder besarte, y seguir el pasando mis labios por tu cuello, hasta tu boca, sin tener que robarte los besos como había hecho siempre, poder saborear, y devorarte.
Me aparte, sonreí, y cogí tu mano para tirar de ti hacia dentro de un bar, casi me dieron ganas de pedir chupitos y rememorar viejas costumbres, pedí un par de cervezas, tampoco estaba dejándote mucho margen de decisión en estos momentos, quizá me podían los nervios, pero me seguiste sin problema, y nos sentamos en una mesa, lado a lado, sé que no podía parar de tocarte las manos, los brazos, acariciarte, apretarte, y sonsacarte historias, nunca habíamos hablado tanto, me moría de ganas de pedirte que me acompañases a casa, y cuando terminamos nuestra bebida, te pregunte si te apetecería dormir conmigo (como si esa fuese una verdadera intención, o quizá si...).

- Acompáñame a casa, déjame tenerte como siempre he deseado...
- Voy, pero no prometo nada, no sé si cumpliré tus expectativas, no se si soy...
- shshsh, calla, sin expectativas, de acuerdo, ya eres lo que quiero, esta bien.

Vamos a mi casa, en el ascensor, ya estoy pegada de nuevo completamente a ti, yo buscando tus besos, te ríes mientras me besas...

- Nos esperaba que eras tan ansiosa...
- Te he deseado demasiado tiempo desde la barrera..
- Touché

Entramos, no negaré que dentro de la comodidad que siempre he sentido, estaba nerviosa, te llevé a la habitación, te dije que te pusieses cómodo, mientras yo ponía una película en el ordenador, te quedaste a medio vestir, tirado sobre mi cama, me quede mirándote un rato, hasta que recupere el sentido, tire las zapatillas de cualquier forma, me quite los pantalones, y saque el sujetador, quedándome en bragas y camiseta, para tumbarme contigo, frente a frente, comencé a acariciarte, a frotar mi nariz contra la tuya, y acariciar tu cuello con besos suaves, sentía tus manos en mi cuerpo, apretándome contra ti, subiendo por mi espalda acariciándome, y subiendo hacia mi pecho, de una vez tus manos sostenían cada una de mis tetas, y sonreías...

-Había deseado hacer esto durante mucho tiempo.
-Acariciarme, aprieta, masajea,muerdelas, bésalas, demuéstrame el deseo...

Me quito la camiseta,acelerando lo que realmente deseaba, sentirte contra mi, piel con piel, tironeo de la tuya, te resistes, pero cedes,me abrazo a ti cual koala, y te como a besos, manoseándote al tiempo, comienzas a reírte, hasta que me agarras fuerte y me tumbas sobre mi espalda , sobre mi, noto que estas excitado tu polla descansa sobre mi tripa, y palpita sobre mi, paso mis dedos por ella, suavemente, suspiras, me besas, agarras mi muñeca como queriendo retenerme,deslizando mis dedos, dibujando las venas, sintiendo la suavidad,aflojas el agarre en mi muñeca, pero no me sueltas, y de repente subes mis brazos sobre mi cabeza, sujetas mis manos ahí, y me besas fuertemente, apretándote contra mi y dejándome sentir la dureza de tu excitación entre mis piernas.

-¿No vas a dejarme ver la película? - te pregunto entre gemidos y falta de aire-
- Si claro, ponla desde el principio, veamosla- te retiras y te colocas tumbado de lado, a la espera de la película-
- De acuerdo- me levanto para poner la película desde el principio, y vuelvo a la cama, me tumbo contigo, contra ti, pegándome lo mas que puedo a tu cuerpo, y cuidando muy bien de tener tu abrazo sobre mi pecho, y que mi culo presione contra tu erección- veamos la película, abrázame fuerte.
- Eres cruel - tus manos ya vagan por mi cuerpo, pellizcan mis pezones-
-Quizá, pero he puesto una película aburrida, no te preocupes -presiono más contra ti, acaricio tus brazos, y paso una mano atrás para agarrar tu polla, fuerte- déjame tocarte despacio...

Me muevo contra ti, te acaricio, lamo tus manos, y gimo cuando tus dedos recorren la entrada entre mis piernas, copias el ritmo que marco acariciándote, lento, fuerte, cuando tus dedos rozan en mi clítoris, rompo a reír entre gemidos, me arqueo, bajas mis bragas, hasta que termino quitándolas y tirándolas al suelo, tironeo de tu ropa, hasta que consigo que todo quede fuera, tu polla ya libre, vuelve a presionar en mi cuerpo, sigo tocándote, masturbándote, mientras tu has vuelto tus manos entre mis piernas, vas cambiando entre amasar mi pecho y pellizcar lo, y encontrar el ritmo de tus dedos en mi coño, estallo en risas una vez más, y aquí no puedo parar, presiono fuerte contra ti, sintiendo el orgasmo, y cuando consigo dejar de temblar, me giro, te beso, y empujo, para que quedes tumbado, y ponerme sobre ti...quiero montarte, despacio, sentirte dentro de mi, me apoyo sobre tu pecho, y me froto contra ti, hasta que tus manos están en mis caderas, apretándote, cojo con mi mano, siento lo duro que estas, aprieto, y te guío,completamente, de una vez,hasta el fondo, dentro de mi, comienzo a moverme en circulo sintiéndote, y a montarte suavemente, hasta q tus manos se clavan en mis muslos, acelero brevemente pero vuelvo a marcar un ritmo lento, desesperandote, llevo tus manos a apretar mi pecho, y tito de ti para que tu boca llegue a mis pezones, entierro tu cara entre ellos, y vuelvo a empujarte de nuevo, vuelvo a reírme, y temblar sobre ti en mi orgasmo, busco el tuyo, moviéndome más deprisa, te dejo marcarme el ritmo que deseas agarrándome, aunque sospecho que parte de ese ritmo estas marcándolo para ver como botan mis tetas a juzgar por tu mirada, cuando estas a punto de correrte me empujas sobre la cama, pero te pones sobre mi, agarras mi mano y me muestras como hacer que tu semen salte sobre mis tetas,salpicándome en la cara...
Salgo de la habitación para limpiarme, y al volver te encuentro tumbado mirando al techo, me acerco, quiero besarte, me siento en la cama, pero tiras de mi y me abrazas con un brazo, y me besas tu, me quedo ahí tumbada, pasando mis dedos por tus brazos, tu pecho, dibujando espirales, quiero más mimos, tu me acaricias distraído,me gustaría saber que estas pensando.

-Joder, no lo esperaba así...
-Yo tampoco, es mejor, de lo que esperaba,tengo que poner la película de nuevo...y posiblemente tampoco te deje verla ahora... quiero mimos, muchos.
-No voy a quejarme, sinceramente, invítame a ver esta película cuantas veces quieras...