Seguidores

domingo, 2 de julio de 2017

Quod numquam reddas, commode, ipsa roga

0 comentarios
Fantaseaba con aquel festival de manoseos y abrazos, con lo que podría haber sido si...
Si después de no poder separarme de ti, de no poder dejar de vagar las manos sobre las tuyas, y robarte las caricias y abrazos a demanda, hubieses seguido en el coche acompañándome a casa, nos despedimos de los demás, y en cuanto perdí de vista el coche, casi salte a tu cuello, para besarte con todas las ganas acumuladas durante toda la noche (y los años), atrayéndote con la mano en tu cuello, tirándote fuerte hacía mi, y buscando tu boca con la mía, invadiéndote con mi lengua, y sintiendo que tu respuesta es tan voraz como mi deseo, cuando consigo aplacar un mínimo mi hambre, me separo para sonreírte, seguro que el brillo en mis ojos y mis pupilas reflejan el deseo que me arde...

- ¿por qué sonríes tanto?
- tenía demasiadas ganas de esto, es un deseo cumplido...y quiero más
- puedes tener todo lo que desees de mi...creo
- mmm...suave...

Entierro la cabeza en tu cuello, y mordisqueo, gruñendo bajo tu oreja, realmente adoro abrazarte y sentir que devuelves el abrazo, me cuesta separarme, pero las ganas de tenerte en casa, pueden conmigo...
Te llevo de la mano conmigo, siento que acaricias mi muñeca con el pulgar, no sé si te has dado cuenta de ello, pero sueles hacerlo distraidamente cada vez que te he agarrado, es electrizante la sensación que recorre mi cuerpo, en el ascensor, simplemente me pego a ti, dejando vagar mis manos por tu espalda, y sintiendo las tuyas recorrer desde mi nuca al final de la espalda, y en un momento como agarras mi culo y tiras contra ti, riendo me agarro a tus hombros, más risas, besos, abrazarte mas fuerte, tirar de ti, la puerta casi estorba, y una vez dentro de casa, tirar de tu camiseta, la mía, desnudarnos ansiosamente, las manos vagando por la piel...

- Acompáñame a la ducha, ayúdame con la espuma, por favor...
- mmm, suena bien, ¿vas a ayudarme tu a mi de igual forma?
- mejor aun, déjame mostrarte...

Entro a la ducha, el agua esta casi fría, hace calor, parece que disfrutas viendo como el agua caer y escurrir sobre mi, vienes hacía mi,entras conmigo, pegado a mi, me giro dándote la espalda, sintiéndote, sintiendo tu deseo sobre mi piel, alcanzo una esponja y vierto el jabón sobre el...

- Déjame hacer, déjame recorrerte, suavemente, déjame deslizarme piel con piel, déjame notar como te excitas...

Paso la esponja por tus brazos, tu pecho, tu espalda, bajando por tus piernas, pasando por tu cintura, agachándome, dejando un suave beso sobre tu polla, y subiendo de nuevo, deslizando mis pezones sobre ti dibujando las líneas que recorren, volviendo por tu pecho y bajando por tus hombros, enjabono cada una de tus manos, apoyándome sobre ti y dejando que me sientas, recorriendo cada dedo despacio, finalmente dejo la esponja en tu mano, para liberar las mías y vagar sobre tu cuerpo enjabonado, voy deslizándome sobre ti, hasta terminar arrodillada frente a ti, paso mis dedos por tu polla, acariciándole con la punta, arriba y abajo, suavemente, sigo las caricias, mientras con la otra mano acuno tus bolas, suavemente, aprovecho para abrir el agua, que hace que pegues un respingo al caer sobre ti, y me hace apretar la mano sobre tu polla, siseas por la sorpresa y me río, la espuma escurre por tu cuerpo, y sigo masajeando tu polla entre mis manos, mientras beso y lamo por tus piernas, acercándome cada vez más a tus pelotas, lamo chupo cada una de ellas con lentitud y mimo, y deslizó la lengua a lo largo del duro tronco de tu polla, pasándolas por mis mejillas, y rodeando la punta con mis labios finalmente, cierro el grifo del agua, para concentrarme en devorarte.

Agarra mi pelo y me haces mirar arriba, te miro a los ojos, con la punta de tu polla en mi boca, realizando la circunferencia con la lengua...

- Si sigues así, no voy a durar demasiado...
- es la idea amores, déjame enseñártelo...

Casi te oigo gruñir, no sueltas mi cabeza, pero me dejas marcar el ritmo que deseo, me centro en lamer y saborear la punta, me gusta sentir como te debates entre disfrutar y hundirte en mi boca fuertemente, noto la tensión en la mano sobre mi cabeza, finalmente cumplo con tu deseo, atrapándolo toda la longitud en mi boca, pero mantengo un ritmo lento, sintiendo cada vena y palpito en mis labios, jugando con la lengua, aumentando en ritmo en unos pocos vaivén, para volver al lento ritmo de saborearte, acariciando tus huevos, y sintiéndolo subir y apretarse en mis manos, aumentando el ritmo de comerte, y chocando en mi garganta, muy rápido, hasta que tu mano agarra mi pelo en una garra, y te derramas en mi boca con un gemido grave, trago y dejo que tú semen también escurra de mi boca, a mi pecho, tu mano sigue enredada en mi pelo, y me obligas a mirarte, sonrió de nuevo, me reclamo y me levanto contra ti, abriendo el grifo del agua de nuevo, y dejando que me limpie mientras a me lanzó a besarte...

-¿me ayudas ahora tú a mí con el jabón?
- ehm..si, claro, dame un momento...

Parece que te cuesta un poco centrarte, pero entonces, tengo tus manos por todo mi cuerpo, apretándome y acariciándome, comienzas a enjabonarme poniéndote detrás de mi, tus manos se demoran más de lo necesario sobre mis pechos, y apuesto que mi culo podría brillar cuando tus manos se retiran de mi piel, Pones especial mimo entre mis piernas, y tus dedos recorren los puntos sensibles que arrancan risas de mis labios, y me hacen montar sobre tus dedos...ahora eres tú quien se venga, abriendo el grifo sobre mi, con la ducha en tu mano, has puesto el agua a una temperatura más cálida, y estás deslizando el agua sobre mi, centrando el chorro de agua, y jugando de nuevo a hacerme reír.
Cuando me doy cuenta está de rodillas frente a mi, y tengo tu boca besando bajo mi ombligo, el agua a dejado de correr, y tu mano está subiendo por mi pierna, agarrándome fuertemente y poniéndola sobre tu hombro, con la otra mano me agarras firmemente por la cadera, tengo tus dedos clavados en el culo, tu siento tu aliento sobre mi, agarro tu pelo, no puedes hacerte idea de cuánto había deseado esto, y realmente el ansia empuja mis manos agarrándote y empujando te contra mi, tu lengua me recorre, mordisqueas, devoras, besas, te siento succionando me, y girando tu lengua en mi clítoris hasta hacerme estallar en risas, vuelves a jugar con tus dedos dentro de mi, haciendo que monte sobre la locura de movimientos, y siguiendo con tu boca sobre mi, hasta que mis piernas tiemblan y soy yo quien se derrama sobre ti, y gime entre risas en su orgasmo...

Estoy echa un flan, pero acierto a arrastrarte conmigo a la cama, estamos mojados, pero hace tanto calor, que no es importante, te tumbo boca arriba, y me siento sobre ti, beso tu cara y me saboreo a mi misma en tu piel, busco tu boca, para seguir besándote, y me tumbo sobre ti, sintiéndote respirar contra mi...

- estoy agotada, pero mañana pienso despertarte y seguir cumpliendo fantasías.

-mhmjmsm...yo también, tengo sueño, pero casi estoy deseando saber con qué vas a despertarme...ahora déjame abrazarte  un rato, mientras me duermo.

Entre risas soñolientas, me arrastras a tu lado, y me veo encerrada en un abrazo de oso, que extrañamente se siente cómodo...

Me duermo con la idea de como despertarte....


lunes, 22 de mayo de 2017

Sic sum, si placeo utere

0 comentarios
El abrazo al llegar, después de tanto tiempo, me hizo recordar por que siempre, casi desde que te conocí, me moría de ganas por tocarte, la sensación de ser bienvenida y deseada, me encendía de muchas maneras que no acostumbraba a sentir.
Quise pegarme a ti, sentirte aunque fuese con la ropa de por medio, meter mi cabeza en tu cuello y respirarte, notar tu pulso en mis labios, y por fin poder besarte, y seguir el pasando mis labios por tu cuello, hasta tu boca, sin tener que robarte los besos como había hecho siempre, poder saborear, y devorarte.
Me aparte, sonreí, y cogí tu mano para tirar de ti hacia dentro de un bar, casi me dieron ganas de pedir chupitos y rememorar viejas costumbres, pedí un par de cervezas, tampoco estaba dejándote mucho margen de decisión en estos momentos, quizá me podían los nervios, pero me seguiste sin problema, y nos sentamos en una mesa, lado a lado, sé que no podía parar de tocarte las manos, los brazos, acariciarte, apretarte, y sonsacarte historias, nunca habíamos hablado tanto, me moría de ganas de pedirte que me acompañases a casa, y cuando terminamos nuestra bebida, te pregunte si te apetecería dormir conmigo (como si esa fuese una verdadera intención, o quizá si...).

- Acompáñame a casa, déjame tenerte como siempre he deseado...
- Voy, pero no prometo nada, no sé si cumpliré tus expectativas, no se si soy...
- shshsh, calla, sin expectativas, de acuerdo, ya eres lo que quiero, esta bien.

Vamos a mi casa, en el ascensor, ya estoy pegada de nuevo completamente a ti, yo buscando tus besos, te ríes mientras me besas...

- Nos esperaba que eras tan ansiosa...
- Te he deseado demasiado tiempo desde la barrera..
- Touché

Entramos, no negaré que dentro de la comodidad que siempre he sentido, estaba nerviosa, te llevé a la habitación, te dije que te pusieses cómodo, mientras yo ponía una película en el ordenador, te quedaste a medio vestir, tirado sobre mi cama, me quede mirándote un rato, hasta que recupere el sentido, tire las zapatillas de cualquier forma, me quite los pantalones, y saque el sujetador, quedándome en bragas y camiseta, para tumbarme contigo, frente a frente, comencé a acariciarte, a frotar mi nariz contra la tuya, y acariciar tu cuello con besos suaves, sentía tus manos en mi cuerpo, apretándome contra ti, subiendo por mi espalda acariciándome, y subiendo hacia mi pecho, de una vez tus manos sostenían cada una de mis tetas, y sonreías...

-Había deseado hacer esto durante mucho tiempo.
-Acariciarme, aprieta, masajea,muerdelas, bésalas, demuéstrame el deseo...

Me quito la camiseta,acelerando lo que realmente deseaba, sentirte contra mi, piel con piel, tironeo de la tuya, te resistes, pero cedes,me abrazo a ti cual koala, y te como a besos, manoseándote al tiempo, comienzas a reírte, hasta que me agarras fuerte y me tumbas sobre mi espalda , sobre mi, noto que estas excitado tu polla descansa sobre mi tripa, y palpita sobre mi, paso mis dedos por ella, suavemente, suspiras, me besas, agarras mi muñeca como queriendo retenerme,deslizando mis dedos, dibujando las venas, sintiendo la suavidad,aflojas el agarre en mi muñeca, pero no me sueltas, y de repente subes mis brazos sobre mi cabeza, sujetas mis manos ahí, y me besas fuertemente, apretándote contra mi y dejándome sentir la dureza de tu excitación entre mis piernas.

-¿No vas a dejarme ver la película? - te pregunto entre gemidos y falta de aire-
- Si claro, ponla desde el principio, veamosla- te retiras y te colocas tumbado de lado, a la espera de la película-
- De acuerdo- me levanto para poner la película desde el principio, y vuelvo a la cama, me tumbo contigo, contra ti, pegándome lo mas que puedo a tu cuerpo, y cuidando muy bien de tener tu abrazo sobre mi pecho, y que mi culo presione contra tu erección- veamos la película, abrázame fuerte.
- Eres cruel - tus manos ya vagan por mi cuerpo, pellizcan mis pezones-
-Quizá, pero he puesto una película aburrida, no te preocupes -presiono más contra ti, acaricio tus brazos, y paso una mano atrás para agarrar tu polla, fuerte- déjame tocarte despacio...

Me muevo contra ti, te acaricio, lamo tus manos, y gimo cuando tus dedos recorren la entrada entre mis piernas, copias el ritmo que marco acariciándote, lento, fuerte, cuando tus dedos rozan en mi clítoris, rompo a reír entre gemidos, me arqueo, bajas mis bragas, hasta que termino quitándolas y tirándolas al suelo, tironeo de tu ropa, hasta que consigo que todo quede fuera, tu polla ya libre, vuelve a presionar en mi cuerpo, sigo tocándote, masturbándote, mientras tu has vuelto tus manos entre mis piernas, vas cambiando entre amasar mi pecho y pellizcar lo, y encontrar el ritmo de tus dedos en mi coño, estallo en risas una vez más, y aquí no puedo parar, presiono fuerte contra ti, sintiendo el orgasmo, y cuando consigo dejar de temblar, me giro, te beso, y empujo, para que quedes tumbado, y ponerme sobre ti...quiero montarte, despacio, sentirte dentro de mi, me apoyo sobre tu pecho, y me froto contra ti, hasta que tus manos están en mis caderas, apretándote, cojo con mi mano, siento lo duro que estas, aprieto, y te guío,completamente, de una vez,hasta el fondo, dentro de mi, comienzo a moverme en circulo sintiéndote, y a montarte suavemente, hasta q tus manos se clavan en mis muslos, acelero brevemente pero vuelvo a marcar un ritmo lento, desesperandote, llevo tus manos a apretar mi pecho, y tito de ti para que tu boca llegue a mis pezones, entierro tu cara entre ellos, y vuelvo a empujarte de nuevo, vuelvo a reírme, y temblar sobre ti en mi orgasmo, busco el tuyo, moviéndome más deprisa, te dejo marcarme el ritmo que deseas agarrándome, aunque sospecho que parte de ese ritmo estas marcándolo para ver como botan mis tetas a juzgar por tu mirada, cuando estas a punto de correrte me empujas sobre la cama, pero te pones sobre mi, agarras mi mano y me muestras como hacer que tu semen salte sobre mis tetas,salpicándome en la cara...
Salgo de la habitación para limpiarme, y al volver te encuentro tumbado mirando al techo, me acerco, quiero besarte, me siento en la cama, pero tiras de mi y me abrazas con un brazo, y me besas tu, me quedo ahí tumbada, pasando mis dedos por tus brazos, tu pecho, dibujando espirales, quiero más mimos, tu me acaricias distraído,me gustaría saber que estas pensando.

-Joder, no lo esperaba así...
-Yo tampoco, es mejor, de lo que esperaba,tengo que poner la película de nuevo...y posiblemente tampoco te deje verla ahora... quiero mimos, muchos.
-No voy a quejarme, sinceramente, invítame a ver esta película cuantas veces quieras...


sábado, 18 de febrero de 2017

Rara temporum felicitate, ubi sentire quae velis, et quae sentias dicere licet

0 comentarios
Quizá soñarte no sea una buena idea, porque despertar mojada, ya te obliga a desayunar con la imaginación, pero no puedo evitarlo, mi mente me traiciona constantemente, sobretodo en sueños, de deseos.
Pasaba el día, nerviosa por verte, mojada, con la piel preparada, y con el deseo rebosando por cada poro de mi cuerpo...
Al llegar donde me habías dicho que te encontraría sólo quería abrazarte fuerte, después de mirarte a los ojos un momentos, no más porque lo ibas a leer todo en mi mirada.
Iba a querer clavar mis manos en ti y asegurarme que estabas ahí de verdad, aspirar el olor de tu cuello y respirarte, gimiendo suavemente antes de separarme...
Las cañas me iban a sobrar, aunque me encanta escucharte...

Quisiste saber que había soñado...

Soñé que te llevaba de la mano a tomar algo, sin parar de hablar, te había dado un abrazo y un beso bajo la oreja, aunque lo que quería era pegarte un mordisco, nos sentamos y aproveché para situarme cerca, para tocarte a la menor ocasión, y poner los pies entre tus piernas, parecía que el hecho de hacerte de rogar te gustaba, mil preguntas después, hasta que me atreví a preguntarte "llevo un rato deseándolo...¿te puedo besar?" , y dijiste "¡¡Bésame!!"

Agarrando por tus hombros tire de ti, para besarte los labios, y en un arranque tenía tu mano agarrándome por la nuca, y tu lengua llenándome la boca jugando con la mía.

 En ese momento ya si que te quería desnudo.
- "Podemos tomar más de lo que sea en otro sitio, tú y yo solos, si te parece bien"
- "Sabes que por mi, te follaría sobre esta mesa, sin problemas, te sigo"

Tire de ti, y aunque paramos varias veces, (joder, besas malditamente bien), no se cómo, ni donde íbamos, pero llegamos a un edificio, en el ascensor ya conseguí meter las manos en tu pantalón y agarrar tu polla que ya tenías casi dispuesta para mi, apreté fuerte, y masajee, mientras metías tus dedos en mi boca, llegamos a la puerta de un piso, abriendo la puerta, entrando rápido y cerrando de una patada.
Estabas apoyado en la puerta, y yo luchando con tu pantalón para quitarlo de en medio, bajándolo y arrodillándome frente a ti, me faltó tiempo para sacarme la camiseta y quedarme con el sujetador, y me faltó aún más tiempo para agarrar fuerte, mirarte a la cara, y sacar la lengua, para dar unos golpe otros sobre ella y frotarla un poco por mi cara, sentirla suave, y palpitando, deje caer saliva desde mis labios, y después la metí entera en mi boca, saboreando, serpenteando con mi lengua sobre ella, y comiéndosela despacio, sacándola no del todo de mi boca, en un ritmo lento, succionando, y disfrutando como se pone aún más dura para mi, hasta que me agarras del pelo, y me aprietas contacto ti, llegando hasta mi garganta y tocando tu piel con la nariz, se me saltan las lágrimas, me obligas a seguir un ritmo más rápido, que me hace gemir, lo mantienes en ese ritmo acelerado hasta que acarició bajo tu polla con mis manos, agarrándote los huevos, suavemente, pero parece que te sorprende y me agarras fuerte, manteniéndome un rato contra ti, yo muevo un poco la cabeza, sintiendo el roce de la punta roma en mi garganta, deseo tu corrida ya, así que empujo contra tu mano, y me dedico a seguir ese ritmo, rápido y fuerte,  hasta el fondo, siento las lágrimas cayendo por mis mejillas, y te he visto llevarte la mano a la boca lamiéndolas, me derrites, y finalmente noto tus espasmos, tus manos se clavan en mi cabeza y me atraes todo lo posible contra ti, mientras te corres en mi boca, no dejo que nada caiga, y me mantengo hasta que terminas, te reclinada en la puerta, y vas dejándote caer, me reclamo, y te miro, puedes leer que voy a querer más..

Estás sentado frente a mi, un poco desmadejado...

"Y ahora ¿puedo besarte?"

Te has reído y tirado de mi sobre ti para besarme, y ahí tú has preguntado:

"¿sobre la mesa o sobre la cama ahora?"

Subiendo mi falda a la cadera, me hizo apoyado sobre la mesa, y he abierto un poco las piernas, te he mirado con intención, y he azotado en llamada, no ha ha hecho falta rogarte demasiado, te has levantado rápido, y has tirado toda tu ropa a un lado, con la deseo comenzando a despertar de nuevo te has acercado y agarrado fuerte por las caderas, clavando tus dedos, y azotando fuerte, con tu polla creciendo sobre mis nalgas, a cada azote un gemido de mi boca, y con cada gemido un bombeo que acaricia mi piel y empuja para estar dentro de mi, estoy empapada por ti, frotas entre mis piernas con tus dedos,  y decides pasar tu falo empapándolo, y haciéndome reír suavemente, sigues así, frotando, mojándote de mi, y provocando más risas, hasta que estás tan duro de nuevo..."follame, por favor, te quiero entero"...Yo misma separó mi carne para que cumplas con mis deseos, mientras  casi arrancas el sujetador quitando el cierre de atrás, este queda a medio caer, liberando mis pechos, apuesto que quieres verlos balancear mientras embistes de una, toda tu polla en mi culo, siseas, y azotas de nuevo mi piel, sujetas mis manos a mi espalda, y me embistes de nuevo, quiero más, me muevo contra ti, revolviéndome, apretándole, "más fuerte, más rápido, por favor, más" no tengo que tocarte demasiado, embistes de nuevo, corto, pero fuerte...Sujetándome las manos en una de las tuyas, y golpeando mi carne enrojecida con la otra, comienzas más rápido, haciéndome gemir, y gritar en algún azote más fuerte, río, siento como empapo mis piernas, y acompaño tus embestidas para encontrarme contigo... Suplico entre los gemidos y tus azotes "córrete, al fondo, quiero sentir tu corrida contigo enterrado en mi..."
Lo haces más rápido, hasta que tú gruñes más que gemir, te abrazas a mi espalda, agarrando mis tetas, y clavándote en mi, y mordiendo mi hombro ante una corrida que me inunda...

Derrumbados sobre la mesa, contigo sobre mi..." Aún queda la cama, amore, y hay unas correas sobre ella que te van a encantar..."


martes, 31 de enero de 2017

Cum amico omnia amara et dulcia communicata velim

0 comentarios
Lo paso entre mis pechos, inflándolo y destinándolo, con el agua barriendo el jabón de mi cuerpo, cierro el agua, aún mojada y goteando, me siento en una banqueta frente a ti, con las piernas abiertas, sin mirarte, tocándome, meto el inflable dentro de mi, juego a sacarlo y meterlo, frotarme y reírme...
Levanto la mirada, a tus ojos directamente, y después de lamer el juguete, lo froto entre mis piernas, temiéndolo lentamente, te oigo sisear, quédate quieto, amore, dejo caer saliva sobre mi pecho, para después recogerla con mis dedos, y llevarlo abajo, pellizcar mi clítoris, frotarme fuerte mientras sonrió, y al reírme veo como has agarrado tu polla en tu mano y te acaricias despacio, en toda tu longitud, arriba y abajo.
No he parado de tocarme, cada vez más húmeda, inflo, despacio, hasta que siento como si tuviese mi propio puño, y tiro para sacarlo, y lanzártelo.
"Te necesito a ti, ven a jugar conmigo"

Te faltó tiempo para abalanzarte sobre mi, lo primero que hiciste, fue intentar meter cuantos dedos pudieses dentro de mi, mientras con lamias y mordías mis pezones, me aprietas contra tu, con tus manos recorriéndome, y clavándose n mi piel, agarro tu polla fuerte entre mis dedos, aprieto para llamar tu atención, pongo el juguete justo bajo tu boca, intentas lamerlo, "mírame -(escupo sobre el juguete mirándote a los ojos)- ahora tu, haz lo mismo", con el juguete ensalivadolo introduzco en mi culo, entre gemidos...

"ahora, cielo, siéntate y dejar montarte", te empujo por tus hombros, estoy mojada, ardo en deseos de estar llena de ti, y me siento metiéndomela despacio, sintiéndote tan duro y ansioso, entera hasta el fondo, moviéndose un poco acomodándose, te pido maldecir entre gemidos "toma el mando (pongo el otro extremo del juguete en tu mano), juguemos", empiezo a montarte lentamente, mientras inflas un poco y vuelvas a desinflar el juguete, a más inflas, más rápido me muevo sobre ti, no tardas en arrancar risas y empiezas a empaparte, pierdo el control, me abrazo a tus hombros y empiezo a cabalgarte muy rápido, perdiéndome en el orgasmo que marco en tu cuello, y apretando tu polla dentro de mi, sigues duro dentro de mi, y me dejó caer despacio.

Término en el suelo medio arrodillada frente a ti, te pego dos lametones mientras termino de sacar el juguete de mi, y me doy la vuelta, gateando frente a ti..."termina de llenarme, por favor, dame más", te lanzas sobre mi, y en un segundo tengo te tengo, introduciéndose en mi, llenándome, la sensación de ti en mi culo, sintiéndote palpitar dentro de mi, hace que vuelva a reír estremeciéndome, empujó contra ti, tiro de tus manos hacia mi pecho, más hondo, quiero más de ti, acaricias desde el pecho, aprietas sobre la espalda para arquear más, y arrastras tus manos sobre la piel, clavando los dedos en las caderas, das una embestida más fuerte, se que ahora no tendrás piedad, dejas salir todas las ganas, el ansia, salvaje, a un ritmo duro, fuerte sin compasión, arrancas gemidos entre risas, gruñes, golpeas contra mi, te busco, marcando el mismo ritmo, encontrándote en tu clímax con una carcajada, te derrumbas sobre mi, y sales de mi, tu corrida resbala, y se mezcla con la mía deslizándose por mis piernas, mientras quedas hipnotizado...








lunes, 16 de enero de 2017

Deus, lumen cordis mei et panis oris intus animae meae et virtus maritans mentem meamet sinum cogitationis meae

0 comentarios
"Te deseo..."


Susurré en tu cuello mientras besaba suavemente tu piel, y mordisqueaba el lóbulo de tu oreja, lamiendo lentamente después...contradiciendo el ansia con que el que te había abrazado, y la velocidad con la que había colocado mis manos dentro de tus pantalones, agarrando y apretando tu polla entre mis dedos, tan rápido dispuesto para mi, siempre, me hacías creer todas la palabras que habías dicho.

Todo el deseo explotó, y no importó nada más que satisfacer cada exigencia, mis labios encontraron los tuyos, y tomé todo lo que quise, invadiendo tu boca con mi lengua y encontrando la tuya y entrelazando, comiéndonos, tus manos no tardan en estar sobre mis pechos, y te oigo gemir, hacia demasiado tiempo...

No iba a cumplir con mi palabra, quería tenerte, y me podía el ansia, las ganas de ti, te iba a arrastrar a cualquier lugar donde hubiese una cama donde devorarte.

Tiré de ti hacia mi casa, no estábamos tan lejos, en el ascensor desabroche tu pantalón, y agarrando tu polla muy fuerte, me agache  y di un rápido lametón, que te hizo gruñir...al momento de abrir mi casa, te faltó tiempo para cerrarla empujándome contra la puerta, tiraste de mi ropa, casi arrancándola, me besaste como siempre había fantaseado, con hambre voraz, quitaste mi ropa tirándola en cualquier sitio, y ni te molestaste en desabrochar el sujetador, llevándoselo todo por delante, y haciendo que mis pechos quedasen libres, quedaste embobado, pero te faltó tiempo y manos para agarrarlos, y lanzarte a lamer y morder carne y pezones, degustando, succionando fuerte haciendo casi daño y hacías que yo tirase de tu pelo, y te sujetase contra mi, fuiste bajando,arrastrando mi ropa, arrancando casi las bragas en tu afán por devorarme, y en un momento tenía la pierna sobre tu hombro, y tu boca provocando gemidos en mi garganta, dibujabas el placer con tu saliva, tu lengua recorría cada punto débil, penetrabas en mi, reía entre gemidos, y temblaba por el orgasmo explosivo que provocaste, forzándote con mis manos contra mi, y tirando de ti para besarte, sonreías, y tus dedos seguían jugando entre mis piernas, provocando más risas orgasmicas contra tu boca, haciéndome morder tus labios.

Te empuje hacia la habitación, pero no me dejaste llegar, en el salón, frenaste, me abrazaste fuerte, y mientras me besabas en el cuello despacio, y marcabas tus manos en mi culo -" nena, no aguanto más sin sentir tu boca, te he echado de menos, hazme recordar", tiraste de mi hacia abajo, arrodillarme frente a ti, con tu polla en la mano, te miro a los ojos, sonrió, saco la punta de la lengua solamente, donde golpeas suavemente, agarro fuerte, apretando, y golpeando con mi lengua sobre ella, lamiendo la punta, brillante de anticipación, atrapándola entre mis labios y chupándola deleitándose en tus reacción, lamiendo el tronco completamente de la base a la punta, moviendo mi lengua en giros sobre la piel suave, frotando contra mi mejilla, llenándote de saliva, dejando caer la saliva desde mi lengua para después metérmelo entera en la boca, y comenzar a follarte con mi boca, colocas tu mano sobre mi cabeza e intentas imponer tu ritmo, pero no te dejo, ahora yo llevo la rienda, y quiero hacerte llegar al final, mantengo un ritmo fuerte, rápido, y parándome bruscamente cuando siento en mis labios que estás apunto, me mantengo con tu polla en mi boca, llena, quieta, deteniéndola fuerte en mi succión, y empezar de nuevo a comértela más despacio, te desquiciada, intentas de nuevo imponer tu ritmo, varias veces vuelvo a hacer la misma maniobra y quedarme quieta, con la boca llena, resbalando saliva por mis labios y barbilla, ya salpicando mi pecho con la mezcla de ti y de mi...notas q dejo abandonada mi cabeza a tu placer, y ahora si que agarras fuerte mi pelo, y te sirves de follar mi boca, hasta el tope, arrancando gemidos de mi garganta, escucho los casi gruñidos que te provoca a ti, hasta que noto tu que vas a correrte, agarro tu culo, clavando mis dedos en ti, noto tu corrida en la garganta, sobre mi lengua, mantengo mi boca sobre ti, y voy retirándome, sientes mis labios sobre la punta, tu semen chorrea sobre ellos, gotea sobre mi pecho, te miro a los ojos sonriendo, relamiéndose, con tus dedos me ayudas a limpiarlo.

"Cielo, acompañarme a la ducha pero no entres", te digo, mientras me levanto, y te dejo casi desmadejado.
En la ducha, la lluvia de agua termina de limpiar lo que tú habías dejado sobre mi, me enjabono, y comienzo a acariciarme como si no estuvieses pero muy consciente de tus ojos sobre mi, recorro con la esponja mis pechos, apretando soltando, para tu placer, mis manos se pierden entre mis piernas, río fuerte, sensible por tu culpa, sensible hasta el límite, siento otra vez arder, ahora si, me giro para mirarte, ponerme frente a ti, y cojo el juguete inflable con el que querías jugar...






lunes, 31 de agosto de 2015

Nullum est iam dictum quod non dictum sit prius I

0 comentarios

...las lágrimas me cegaban mientras entraba en casa, no sabía si era por rabia, desesperación y dolor...realmente eras capaz de hacerme sentir tantas cosas a un tiempo, que podría ser todo en una amalgama que me hacía explotar...y aun esperaba que vinieses tras de mi y me ahogases con tus brazos.
Fui desnudándome camino a la ducha, y me metí para darle directamente al agua fría, esperando que esto me calmase, o al menos me desviase de ese sentimiento un momento, el agua me tensó y relajó, no había cerrado siquiera la cortina de la ducha y cuando quise abrir los ojos, estabas en la puerta, de brazos cruzados, en esa actitud chulesca que sin poder negarlo me encantaba y encendía, inclinaste la cabeza instándome a seguir, cerré el grifo y me frote con rabia,  enrojeciendome los brazos y las piernas, hasta q llegue a mi pecho, y te acercaste corriendo, frenándome..."si alguien tiene que enrojecer esas preciosidades, sólo puedo ser yo", te falto tiempo para deshacerte de tu ropa y meterte en la ducha conmigo, comenzaste a frotarme , me hacías casi daño, pero permanecí quieta, sólo mirándote, intentando mantener la mirada de enfado, cosa que no debía conseguir dada tu media sonrisa...
Abriste el grifo, y el chorro de agua fría me hizo abrir la boca, aprovechaste para besarme, y buscar mi lengua con la tuya, agarrándome el cuello con fuerza, besándome con la misma rabia que yo sentía, te empuje, cerré el grifo, y salí de la ducha sin secarme, caminando hacía la cama, vi que había dejado allí tus cosas... 


-"¿pretendes quedarte?"
-"pretendo demostrarte que el deseo te hará mía, y eso no ha cambiado."
-"prueba"
-"ya lo he hecho, sólo falta que lo reconozcas, da igual cuantas veces desaparezca, al volver, enciendo la misma llama que tu mantienes en mi aun cuando no estoy, aun cuando tu no quieres creerlo."
- " de acuerdo, demuestrármelo"

Y así es como empiezo tumbada para morder la almohada, con manos y pies atados en cruz, y contigo encima de mi, embadurnándome con aceites...sabes que la risa a cada caricia, precede que conseguirás volverme loca...

-"por favor, necesito tu polla en mi...ya"
-"espera, aun no he terminado de disfrutar tu cuerpo en mis manos...relájate, disfruta, y déjame ser lo que siempre he sido contigo..."

....................................................................................................................................................


lunes, 9 de febrero de 2015

Quia semper necessitas probandi incumbit illi qui agit

0 comentarios
Los ecos del orgasmo aun me hacían sonreír y respirar sonoramente, quite tu ropa y la tire sobre el lavabo empapada, ese descuido tuyo de haberte metido sin esperar, me hizo reír, y atraerte hacía mi para besarte, invadiendo tu boca, poseer todo lo que es mio, dejando huella, dejándote sin aliento..."será cierto que me deseas tanto como dices..."




Tu polla ya esta entre mis manos, sintiendo mis caricias y mi agarre,apretada entre mis dedos..."amor, enseñarme que traías para mi...", suelto tu polla, no sin antes dedicarle un buen apretón clavando las uñas hasta hacerte gemir, y me doy la vuelta, dándote la espalda, ligeramente inclinada,con mi culo rozando tu cuerpo y mis tetas cayendo, balanceándose al menor movimiento, separo las piernas un poco...

Te veo coger el juguete, y ponerle lubricante, sabes que no es necesario, pero me encanta, metes tus dedos en mi boca, y después en mi coño, suspiro, estoy a la expectativa, llevas tu mano a tu boca, y relames como si fuese exquisito, eso hace que me erice y vibre para ti, vas pasando el juguete entre mis piernas, como si no supieses aun dónde meterlo, acariciando y haciendo que me moje para ti, de repente lo metes hasta dentro, entero,la base queda rozándome el clítoris,y me revuelvo buscando ese roce, noto tus manos en mi culo, separando mis nalgas, tu dedo acariciando la entrada, metiendo la punta...mmm, escupes, suplico que lo hagas de nuevo, y concedes el deseo, vuelves a escupirme mientras sigues jugando introduciendo el dedo, sabes que tardare poco en querer mas...muerdes mis nalgas, mientras introduces dos dedos, jugueteando, tres...pones el vibrador en marcha, y me oyes gemir y reír, tiras de mis pezones, haciéndolos balancearse para tu deleite, y sigues torturándome, follándome con tus dedos, tu polla dura contra mi pierna, brilla...

"por favor, amor, cambialo...", te ríes de mis suplicas...

Sigues torturando con tus dedos, y de golpe sacas el vibrador, y lo metes en mi culo, vibrando, grito, pero no dejas en tu tortura, dejas el vibrador en mi culo, y pasas a morder mis pezones, colocando tu mano con la bomba succionadora sobre mi clítoris, cada movimiento que infla, golpea tus dedos contra mi, a veces aprovechas y pellizcas, tirando de el, estoy apunto de correrme, y se que ahora no vas a llevarme al limite total, porque te mueres de ganas de meter tu polla en el lugar que deja ese juguete...
Cuando empiezan a temblarme las piernas, y ves que muerdo mis labios, casi llorando, tiras del juguete sin delicadeza ninguna, y metes tu polla en mi culo, notas como aprieto sobre ella y la adapto y encierro en mi, quiero tu corrida muy al fondo, quiero que te corras conmigo..."follame fuerte, córrete para mi, lléname bestia"...
Y sentirte derramarte en mi, con tus manos apretando mis pezones, y yo riéndome entre espasmos mutuos de placer...

Amore, creo que necesito otra ducha, y que me lleves a tu cama...



¿Qué hay de cenar?