Seguidores

viernes, 11 de junio de 2010

Ad eundum quo nemo ante iit

...con la punta de tus dedos dibujabas por mi espalda, recogiendo lo derramado, pringando tus dedos para llevarlos a mi boca..."cierra los ojos"...tus dedos jugando en mi boca...saboreándote, succiono cada uno de tus dedos, me relamo...siento tu cuerpo en tensión,me revuelvo, te noto cuerpo húmedo, tan pringado como yo...

- Ven a la ducha...

Me escabullo de tu cuerpo, y me dirijo a la ducha, dejo la puerta entreabierta, y me meto bajo el agua, dejándola caer sobre mi, te espero, noto como estas mirando desde la entrada, esa mirada, ese gesto que me dice que sabes lo que estoy pensando y deseando, me enjabono, y me rozo ligeramente, tu sigues mirando, veo tu deseo y tu ansia, se manifiesta...me doy la vuelta, dejando que el agua caiga sobre mi...

- Necesito tus manos enjabonando mi espalda...

Ríes, te acercas, y te pegas a mi, me susurras en el oído, no entiendo lo que dices, pero lo imagino, esa sensación de tenerte tan cerca, tus manos deslizándose por mi cuerpo, enjabonandome, rozandome con tu cuerpo, resbalando sobre mi, toda la dureza rozandose por mis nalgas, ligeramente empujas mi cabeza hacia delante, y me dejas en postura, azotas y doy un respingo, gimo, ahora toda la humedad de mi cuerpo, no solo se debe al agua...tus dedos juegan al final de mi espalda, esas cosquillas que me estremecen, me derriten...

- Sigue, no te pares ahora...hazlo ya, dámelo...

Estas como una piedra, la noto deslizarse, tu mano en mi cuello, agarra mi pelo, girando mi cara, mientras con tu otra mano bajo mi ombligo empujas, me besas a la vez que me penetras despacio, pero hasta el fondo, dejas que me revuelva un poco, ahogo mis gemidos en tu boca, juego con la lengua buscándote...tu mano baja de mi cuello a mis tetas, agarras fuerte, empujándome más contra ti, empiezas un balanceo, me invade el placer, mis piernas ya tiemblan, tu mano baja mas halla de mi ombligo, y mientras comienzas a moverte mas fuerte, tus dedos aumentan mi placer...y tu mano esta empapada rápidamente...

Las pasas por tu boca saboreándome, me besas, y aprovechas para agarrarme las caderas y empezar un ritmo fuerte, bestial, que en poco tiempo te obliga a llenarme de nuevo....
Me encanta sentirte así...
Terminamos la ducha, y pasando a la cama, para el descanso que precede un nuevo asalto...

1 comentarios:

Kelian dijo...

Muy bueno. Me gusta.

Publicar un comentario